MLM

Mimando la memoria (MLM) es el proyecto que desarrolla la neuronera. (*), plataforma de investigación y creación de cultura contemporánea, dentro de su plan arte+salud y promoción de cuidados y que arranca durante la residencia de arte educación en Matadero Madrid y la incubación en Mar de Cuidados de Mares Madrid en 2019.

Nuestras estrategias pretenden mejorar la calidad de vida de las personas mayores diagnosticadas de deterioro cognitivo, incipiente o leve, dotando a los participantes de nuevas sensibilidades de índole artística y de cuidados. El lenguaje artístico y la creatividad permiten aproximarse a otras narraciones e imaginarios para pensar el devenir cognitivo, psicosocial y psicomotor de los adultos mayores. 

MLM se plantea inicialmente a lo largo de 12 sesiones durante un período de 6 semanas, si bien pretende ajustarse a las peculiaridades de cada grupo. Llevamos a cabo diferentes actividades enfocadas sobre todo en la memoria, la autoestima y de forma trasversal, la soledad, problemáticas habituales en el colectivo de personas mayores. El taller se destina a un mínimo de 10 participantes y un máximo de 20 si se incluye a sus respectivos cuidadores principales.

la neuronera. (*) piensa el trabajo de los cuidados como una tarea oculta, la mayoría de veces no reconocida económica o socialmente y llevada a cabo en su mayoría por mujeres, muchas de ellas migrantes. A su vez, somos conscientes de la posición de la mujer dentro del colectivo de personas mayores y de la importancia de su trabajo y rol como cuidadora y eje familiar. No olvidamos esta perspectiva y la hacemos presente en nuestra propuesta involucrando a los distintos agentes en relaciones más transversales de cuidados. 

Queremos que las personas y sus necesidades sean el centro de todas las intervenciones, desarrollando otro tipo de subjetividades más centradas en los cuidados y afectos de uno mismo y el otro. Queremos alejarnos del pragmatismo habitual focalizado en el funcionamiento de las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria en pos del acercamiento a un espacio donde dar voz a un colectivo que cada vez tiene más dificultades en encontrar lugares comunes. Más allá de los objetivos de funcionalidad habituales pretendemos dar un enfoque centrado en la persona y su sentir. 

La propuesta, orientada totalmente al bienestar personal, fomenta el recuerdo y la creación de un imaginario grupal a través de actividades creativas, generando una identidad nueva en el colectivo y, por ende, el barrio. Nuestra reivindicación es hacia la creación de espacios comunes de cuidados, visibles y seguros, que promuevan redes de afecto y ayuden a disminuir la soledad de los adultos mayores en los barrios de la metrópolis.

La potencia de lo visual es la herramienta principal que utilizamos. Es a través sobre todo de la imagen fotográfica que profundizamos en los recuerdos y las emociones que se desencadenan. Las fotografías del barrio o los rostros familiares, entre otros, son el punto de partida de la historia de la que ellos forman parte.  El apoyo que brindamos promueve la cooperación de las personas para generar nuevos conocimientos desde la práctica.